Realidad vs Ficción

domingo, 19 de febrero de 2017


'The Walking Dead' ha vuelto. Si, si, la séptima temporada ya está de vuelta, y con ella todo el lío de Negan y demás, así que era un buen momento este para hablar de una noticia que vi por intenet (ya sabéis que lo que no leamos por ahí no lo vamos a leer en ningún lado).

Dejando de lado la vuelta, y la calidad del nuevo capítulo (nada del otro mundo, vamos, por mucho record que hayan batido...), quería hablar de una noticia que me encontré leyendo las páginas de cine que suelo visitar (una que siempre quiere estar a la última, oye).
El caso es que ya todos conocemos esta serie, sabemos de que va, sabemos que salen zombies inmundos y sabemos que nuestros protagonistas intentan sobrevivir como prioridad; por tanto, es más que obvio, que la violencia hace acto de presencia en muchos de sus capítulos, y que tendríamos que estar un poco habituados a ella.

¿Puede que a veces esa violencia sea excesiva? Puede ser, todo depende de cada persona y de su estómago, pero de ahí a quejarse airadamente de que todo es demasiado violento y que se necesita rebajar un poco (o mucho) ese tono...¡ah no! por ahí ya si que no paso.
Yo no soy de piedra, vamos a ver, y muchas veces veo películas gore o ciertas escenas desagradables, y se me pone un mal cuerpo que pa' que, soy humana, por favor; pero en la mayoría de las ocasiones esas imágenes que veo se corresponden a series o cintas de ficción, que nada tienen que ver con la realidad, y es por eso que no pongo el grito en el cielo cuando veo al malo en cuestión reventandole la cabeza a nuestro protagonista más querido con un bate; si, me resulta desagradable, pero de ahí a pedir que por favor rebajen la violencia....

¿A qué viene entonces todo esto? Bueno, es bastante sencilla la respuesta. Todas esas personas que se quejan de la excesiva violencia en la ficción, ya sea televisiva o cinematográfica, son personas que luego apenas se inmuntan cuando ven vídeos de personas o animales siendo torturados, y siguen comiendo tranquilamente cuando en las noticias nos muestran imágenes de guerras y luchas. ¿No deberíamos preocuparnos más por esas imágenes de cuerpos mutilados y vidas sesgadas que de si Negan revienta a todo quisqui en el nuevo capítulo de 'The Walking Dead'?

La hipocresía de la humanidad a veces me asombra, y me hace pensar que las prioridades que tenemos en nuestra vida no son la correctas, ni nuestro pensamiento es el adecuado, y mucho menos, nuestra manera de actuar. Deberíamos aprender a diferenciar la realidad de la ficción, a saber cuando quejarnos y cuando no, y sobre todo, a darnos cuenta de que la ficción no es ni de cerca tan brutal como lo es la realidad.

Es por esto que digo....

¡¡¡NEGAN, ESTAMOS CONTIGO!!!

 

¡Feliz Día de San Valentín!

martes, 14 de febrero de 2017


Aquí estamos, a 14 de febrero, Día de San Valentín, supuestamente el día más romántico y amoroso del año, porque si, porque el resto del año no cuenta, ¿para qué? Si no es el día del amor, ¿verdad? El resto del año no tenemos porque decirle a nuestra pareja (el que la tenga) que le queremos, que queremos estar el resto de nuestra vida con él/ella, ni tampoco podemos hacernos detallitos, pequeños y sin importancia, porque sí, por amor al arte o por el simple hecho de querer a la otra persona. No, eso no valdría, porque el calendario (y el Corte Inglés) no nos dice que es el día perfecto para ello, así que podemos despreocuparnos de ello y seguir con nuestra vida; ya cuando llegue el día pues preparamos la fiesta padre y hacemos todos los regalos posibles y le decimos a todo el mundo lo mucho que los queremos.

Pero espera, una cosa que me carcome a mi por dentro y no me deja dormir: ¿que pasa con el resto de mortales que no tienen pareja? ¿No hay día para ellos? ¿No lo merecen? ¡Ah! en ese caso, en el que no tienes pareja, pues se celebra una especie de sucedáneo del día del amor, pero cambiándolo por el día de la amistad, y es entonces cuando todos nos volvemos locos y empezamos a decir a nuestros amigos lo mucho que les queremos, que no podemos vivir sin ellos, y si llega el caso, pues hacerles un regalito, así, by the face. El resto del año tampoco cuenta, ¿eh? No me seáis tramposos y vayáis a hacerle la pelota a vuestros amigos.

¡Vaya telita lo que se llegan a inventar las grandes superficies eh!

Os habréis dado cuenta que me encanta este día, ¿verdad? Yo es que soy muy amorosa, y este día me lo tomo un poco a guasa, en serio, porque no le veo demasiado sentido el perder la cabeza haciendo todo lo posible en un solo día, cuando el año tiene 365 días para demostrar, ya sea a tu pareja y a tus amigos, lo mucho que los quieres. Es así, y el que diga lo contrario, miente como un bellaco, porque ha caído en las redes implacables de algo llamado consumismo barato y sin sentido (me lo acabo de inventar, pero oye, que ha quedado bien y todo).

En serio gente, respeto a todas esas personas que celebran este día como si no hubiese un mañana, solo que no comparto vuestra opinión; yo soy más de, en este día 'tan señalado', calzarme una cintita que tiene mucho que ver con el tema, titulada 'San Valentín Sangriento'; que se yo, me pone más, y si encima en el remake sale un señorito llamado Jensen Ackles, pues eso que te llevas para el cuerpo, que una a veces si tiene que dar unos caprichitos.

Para el resto de gente que opinan lo contrario que yo...

¡FELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN!


Happy Halloween!

lunes, 31 de octubre de 2016


¿Qué es lo que tendrá el miedo que nos atrae tanto?

Es una pregunta que siempre me he hecho, y que no se aun la respuesta, no al menos de forma científica.

No hace mucho, yo era una de esas personas que no veía películas de miedo. ¿La razón? Bueno, creo que es obvia: luego no había un dios que me hiciese dormir. Era muy cagada, si, y prefería no acercarme a ellas ni si quiera con un palo.
La cosa cambió años después. Yo, hasta no hace mucho, escribía en un blog sobre cine. Lo tuve que dejar, muy a pesar mio, ya que la vida no me daba para más, y algo que empezó como un hobby placentero se convirtió en una carga demasiado pesada...¡vamos, que ya no me llenaba como antes!
Decidí dejarlo, no se muy bien si por un tiempo o indefinidamente, el caso es que fue así (ahora hecho de menos el escribir a veces, supongo que por eso lo hago por aquí).
Todo esto os lo explico porque mi compañera de blog, Vero, es una estusiasta del cine de terror, en todas (o casi todas) sus variantes:: terror clásico, slasher, gore...¡lo que la echen! Es bastante lógico que yo, al estar constantemente con ella y sus críticas, me fuese llamando más y más la atención este género, hasta el punto de convertirse en uno de mis favoritos.

¿Por qué, de la noche a la mañana, pasa una de no querer estas cintas ni en pintura a no poder vivir sin ellas?

La respuesta es sencilla: nos gusta pasar miedo. La sensación de la intriga, del pánico, del no saber por donde te va a salir los tiros...esa sensación de adrenalina constante es la que hace que te quedes enganchado a la pantalla viendo estas cintas (las que están bien, claro, que luego hay cada bodrio por ahí...), que quieras ver más, y que el miedo se convierte en algo 'agradable', en algo que necesitas.
Creo, y esto es ya desde mi perspectiva, que el miedo es algo que el ser humano necesita: sin el miedo, estaríamos perdidos. El miedo dirige nuestras vida, de manera directa o indirecta, pero lo hace. ¿O acaso no es así?

Y ya metiéndonos en el día de hoy: adoro la noche de Halloween, creo que me encantaría vivir en Estados Unidos solo por esta festividad. Me atrae mucho lo de disfrazarse de personajes terroríficos, ir pidiendo caramelos, el Trick or Threat, todo eso es algo que me llama mucho la atención, y es algo que llevo queriendo hacer aquí, en mi vida, mucho tiempo. Lamentablemente no puedo hacerlo, porque unas razones o por otras, pero eso no quita el hecho de que durante la noche de hoy y todo el día de mañana, yo me lo pegue viendo cintas de terror...¡es lo que toca!
Vale, también es el momento de salir con los colegas y tomar unas copas, no lo voy a negar, pero lo de las cintas de terror también me mola :P

¡FELIZ HALLOWEEN!


Hablemos de series: nueva temporada de 'The Walking Dead'

miércoles, 26 de octubre de 2016


¡HOLY SHIT!

Eso es lo primero que se me viene a la cabeza al pensar en el primer episodio de la última temporada de 'The Walking Dead'; bueno, a mi y todas aquellas personas que ven la serie.

Pongámonos el órbita primero. Puede ser que alguien aun no haya visto nunca 'The Walking Dead', claro que puede ser (no todos son adictos a las series), asi que primero quiero comentar un poco que me parece a mi, en general, esta serie.
Yo comencé a verla algo tarde, siendo sinceros, y cuando finalmente lo hice, me enganchó. Es cierto que la primera temporada no era muy larga (solo seis capítulos) y se hizo bastante amena e interesante, pero después ya empezaron a llegar las demás temporadas, las de los veintipico capítulos, y bueno, hay la cosa empezó a cambiar.

Para mi, 'The Walking Dead' es una serie con muchos altibajos, desde siempre; con mucha paja entre capítulos, y demasiado aburrida. Es cierto que tiene alguna que otra temporada memorable (casi al completo) y personajes esporádicos que dieron mucho juego (el Gobernador, por ejemplo), pero peca a veces de ser muy dispersa y no centrarse en lo realmente importante del caso: los zombis.

Es por eso que, en la temporada 6 (que volvio a ser más de lo mismo que en las anteriores) apareció, aunque brevemente, Negan, todo dió un vuelco. La serie nos dejó con la boca abierta, y con una angustia interior por saber quien era la victima de Nega, que se empezó a especular de todo. Parece ser que nadie hablaba de la introducción de un personaje icónico en los cómics e interpretado por un grande como lo es Jeffrey Dean Morgan (adoro a este señor). Le vimos poco, si, pero ya nos dió pistas de como iba a ser la cosa.

Bien: 23 de octubre; llegó el día en el que Negan nos revelaría a su victima y si, nos ha dejado a todos en shock. No soy mala persona, y no voy a decir quien es, porque me revienta eso de los spoilers, pero solo puedo decir que es un pequeño trauma para los fieles a la serie, si, y quizás obvio, también, eso ya depende de cada uno.
Ahora bien, yo os voy a decir una cosa: vale, si, afecta la muerte de un personaje así, como no lo va a hacer, pero, pensadlo bien, ¿no es bueno para la serie? Es decir, sabiendo cuales son los errores de 'The Walking Dead', y que siempre (o casi) se salen con la suya, esta bien que llegue alguien superior a ellos y les demuestre quien es el rey del mambo aquí. Es muy probable que al final, como suele pasar siempre, los buenos ganes, pero oye, el malo se habrá llevado con él un trocito de ellos, y eso ya es bueno.

Tienen un caramelo entre manos ahora los guionistas, solo falta que no la jodan una vez más dejándonos una temporada aburrida que solo tenga de bueno su violento y flipante inicio; ahora sabemos como enfrentarnos a ellos:

Una, dola, tele, catola...




¡Vivan los libros!

miércoles, 19 de octubre de 2016


Estaba yo esta mañana tempranito esperando en la sala de espera de rehabilitación a que me tocase entrar a darme mis microondas y mis cosas, leyendo un libro sobre escritura (más en concreto 'Escribir. Manual de técnicas narrativas' de Enrique Páez), instruyéndome en esto del arte de la escritura e imaginando cual podría ser esa historia que esta queriendo salir desesperadamente, cuando he levantado la vista y he mirado a mi alrededor. En verdad no eramos muchas personas, quizás cuatro, contándome a mi, pero todas ellas estaban absortas en sus teléfonos móviles, sin prestar mucha atención y sin ni siquiera saludar, por educación, a la gente que pasaba por allí y si que lo hacía. Después he mirado hacia abajo y me he fijado en mi libro (y en la poca necesidad que tenía yo de echar mano a mi móvil) y me he dado cuenta de una cosa: que poco se ve a estas alturas a gente leyendo en lugares públicos.

Es curioso porque yo me considero una persona un tanto adicta al móvil y a las redes sociales, y en muchos casos mato el tiempo muerto entre actividades, en los descansos del trabajo, o esperando para consultas u otros quehaceres, con el móvil en la mano, mirando, en su mayor parte, tonterías que poco o nada tienen que aportarme en mi vida (¿quién no se ha puesto a ver vídeos de gatos o de gente cayéndose?). Hoy metí mi libro en la mochila, y me prometí a mi misma no tocar el móvil salvo que fuese estrictamente necesario; y así ha sido. Pero que yo lo haya hecho no significa que todo el mundo lo haga.

Se que a no todo el mundo le gusta la lectura, y tampoco es necesario ir siempre con un libro a cuestas (aunque si es bueno leer cada día: ganas en cultura una cosa mala), pero si que es verdad que se puede no echar mano al móvil siempre, y disfrutar un poco de la vida que tenemos a nuestro alrededor, y, porque no, socializar con algo que no sea una pantalla táctil, que ya estamos con el cacharro en la mano hasta cuando vamos acompañados. Muchas reuniones de amigos o familiares consisten en estar todos con la cabeza gacha mirando la pantalla y no preguntándonos si quiera que tal nos ha ido el día.

¡El mundo se va a la mierda! Lo se desde el momento en el que los semáforos están a ras de suelo para que los veamos mientras miramos cuantas notificaciones de Whatsapp tenemos. Una autentica locura, se mire por donde se mire.
En fin, que hay que leer más, que es muy bueno, y hay que dejar un poco de lado el mundo virtual, que bastante tenemos ya.

¡VIVAN LOS LIBROS!


 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS